El ADN de Trump en la Izquierda de Puerto Rico…

Resulta irónico ver las similitudes que existen entre el comportamiento de Donald Trump y el de líderes de movimientos políticos de la izquierda en Puerto Rico. Ambos recurren a los mismos argumentos para desacreditar un proceso electoral, en el cual no lograron prevalecer.

La presidencia de Donald Trump ha creado unas peligrosas divisiones en la sociedad americana, pero uno de los daños más graves que le está haciendo a los Estados Unidos, consiste en desacreditar la integridad del proceso electoral. Previo, durante y después de las elecciones, Trump ha estado consistentemente alegando fraude electoral, sin poder evidenciar el mismo y perdiendo en los tribunales prácticamente todos los alegatos que ha sometido.  

Curiosamente, en Puerto Rico, el sector político que utiliza la imagen de Trump como su marco de referencia para atacar a los Estados Unidos, recurre a la misma estrategia para no reconocer su derrota electoral. 

El movimiento capitaneado por dirigentes políticos de izquierda, denominado “Victoria Ciudadana”, en un burdo intento para que no se reconozca su derrota por la ciudadanía, utilizan los mismos argumentos que Donald Trump repite diariamente.

Aunque no están motivados por la misma finalidad ideológica, Trump y los dirigentes de la izquierda en Puerto Rico, pretenden, para su beneficio, atentar contra la estabilidad de la democracia. El peligro que eso representa no tiene precedentes en los Estados Unidos.

Una forma de atentar contra la estabilidad de nuestra democracia, radica en desprestigiar los procesos electorales. En la medida que el pueblo no tenga confianza en el sistema electoral, pierden legitimidad quienes resulten electos, y como consecuencia, donde no exista crisis, se crea, y donde existe, se agrava. 

Ambos, Trump y los dirigentes de la izquierda en Puerto Rico, dependen del caos y el desorden para su existencia política. Provocarlo es su medio de vida. Afortunadamente, esta vez, fueron derrotados. 

No obstante, continuarán insistiendo en la búsqueda del poder, para lo cual, dependerán de mantener viva la crisis, la inestabilidad social y el quiebre definitivo de la integridad del sistema electoral. 

En Puerto Rico esta experiencia debe servir para fortalecer nuestro sistema electoral.    

2 respuestas a «El ADN de Trump en la Izquierda de Puerto Rico…»

  1. Completamente de acuerdo. Otro detalle interesante es el hecho de que en ambos casos ha habido intervención soslayada de elementos ajenos al país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.